Proxemia sin prójimo. Marcela Fuentealba