Sobre la experiencia de dibujar. Siri Hustvedt

En teoría, alguien podría poner un objeto frente a mí que haya visto antes –una pieza misteriosa de una máquina o el órgano de un ser de otro planeta –y mi mano se movería sobre el papel totalmente ajena a la identidad lingüística del objeto, mientras continúo mirándolo y explorando su aspecto.

Normal people: una virgen de yeso a la intemperie. Natalia Berbelagua

Admiro a la gente a la que no le gusta sufrir, que piensa que en esta vida le tocó la alegría y en otra se verá, argumentando con simpleza el esconder el trauma universal que aterrizó en su nacimiento. Otros, satisfechos de dolor, se acunan en el llanto silencioso y permanente. A esos los conozco bien, los huelo como hacen los perros. Recuerdo la mascota de una amiga, que mordía…

Anotaciones en Facebook. Florencia Astaburuaga

Anoche no pude dormir porque: A las una y media vi una araña de rincón de tamaño medio, traté de matarla con el zapato y fallé. Seguí en mis asuntos acompañada de la paranoia de ser mordida cada diez minutos por la araña que perdí de vista. A las dos y cuarto, cuando había terminado mis quehaceres, divisé otra araña de rincón de gran tamaño, llamémosla araña B. Fui a…

Milagro Miserable. Henri Michaux

Esto es una exploración con las palabras, los signos, los dibujos; la mescalina es la explorada.  En la sola delineación de las treinta y dos páginas reproducidas acá de las ciento cincuenta escritas en plena perturbación interna, los que saben leer  entenderán más que con cualquiera descripción. En cuanto a los dibujos que hice tras la tercera experiencia, fueron hechos con un movimiento vibratorio, que permanece por un día tras…

Tiempo muerto, hoguera de ovejas. Roberto Merino

Le escribo con urgencia, a pesar de no saber si desde la región de las sombras usted va a entrar en contacto con estas palabras. No recuerdo el día en que la conocí, pero me consta que usted era más vieja de lo que yo soy ahora. Tengo que haber visto su cara y escuchado su voz antes de tener conciencia reflexiva, antes de poder distinguir nominalmente las cosas y…

Willington. Josesko

Uno tiene diez años pero cualquier hincha que albergue esperanzas ínfimas sabe que el minuto 90 es la línea que clausura el horizonte, el clavo ardiente. El suspiro hasta el final contenido.

Preocupaciones de un padre de familia. Franz Kafka

Algunos dicen que la palabra «odradek» precede del esloveno, y sobre esta base tratan de establecer su etimología. Otros, en cambio, creen que es de origen alemán, con alguna influencia del esloveno. Pero la incertidumbre de ambos supuestos despierta la sospecha de que ninguno de los dos sea correcto, sobre todo porque no ayudan a determinar el sentido de esa palabra. Como es lógico, nadie se preocuparía por semejante investigación…

Gotarios, péndulos y sonotropos. Entrevista a Ce Pams

En el 2018 fue parte del encuentro de performance Cohabitar sonoro en Lota, donde intervino los varaderos (sistema de torno que usan los pescadores para varar los botes) y participó en el Festival de Arte Sonoro Tsonami, de Valparaíso. En los últimos meses, Ce Pams ha participado en múltiples encuentros de arte sonoro en diferentes lugares y centros culturales: UMBRAL (México), Galería TOKIO (Perú), Espacio O, Oma Art Gallery, La…

Una cama. Verónica Echeverría

No está del todo hecho. Es un tipo a medio hacer, inconcluso. Reflejo de ello es el  huerto que ha dejado a medio terminar. Con gran entusiasmo tomó un par de tablas que encontró en los rincones del patio trasero y las organizó en medio del jardín. Meses atrás  había tomado un curso de compost donde le habían mencionado las condiciones en que debía nutrirse la tierra y otras cosas…

Revelaciones en una pieza oscura. Roberto Merino

Es raro encontrar libros cuya segunda lectura nos sorprenda más que la original y remota. Me ha sucedido con La poética del espacio, de Bachelard, que ahora abrí siguiendo una pista intuitiva para la redacción de este artículo. El caso es, por lo demás, curioso. Debo decir que en mi primera lectura sólo vislumbré el interés de esas páginas, y que las leí de manera didáctica, subrayando ciertos párrafos con…

Sueños insomnes. Vladimir Nabokov

Una ceremonia está a punto de empezar y él me dice que en señal de buena educación, debiéramos estar de pie para escuchar. Me rehúso de mala gana, él se para solo, está enojado, me amenaza. Tomo el palo de mi red para cazar mariposas, y lo ataco.